¿BUSCAS ALGO EN PARTICULAR?

Ingresa las palabras claves de lo que necesitas

Fabricar Jabones

Cómo hacer Jabón casero

15 Marzo, 2020

Nuestro objetivo es enseñarte como hacer jabon casero desde 0, por eso en hacerjabones.es te presentamos diferentes tutoriales y recetas. Además, te proponemos un […]

Nuestro objetivo es enseñarte como hacer jabon casero desde 0, por eso en hacerjabones.es te presentamos diferentes tutoriales y recetas. Además, te proponemos un pequeño paseo introductorio por las diferentes técnicas con las que podrás aprender como hacer jabon casero sin ningún tipo de experiencia previa.

Disponemos de otros cursos más específicos y completos de cada uno de los tipos de jabon casero que existen. Si estás comenzando, te recomendamos leer este primero, ayudará a resolver posibles dudas.

Curso de jabones artesanales

El jabon casero es un producto básico para el cuidado de la piel y la limpieza diaria. Lo utilizamos para lavarnos las manos, la cara, el cuerpo y también para la ropa. En el caso de la piel, el jabón ayuda a mantenerla limpia y le aporta propiedades para que luzca sana e hidratada.

Es uno de los cosméticos que más usamos, por eso es fundamental que sea de calidad. Y es que si no usas un jabón adecuado puede irritar la piel, causar sequedad e incluso descamación.

La mejor forma de asegurarte de sus cualidades es hacerlo en casa. ¿Cómo? No pierdas detalle de nuestro curso cómo hacer jabon. En concreto, en este manual gratuito ponemos a tu disposición la información que necesitarás para aprender cómo elaborar diferentes clases de jabón. Te mostramos cómo hacer jabón líquido, cómo hacer jabón natural y cómo hacer jabón de glicerina.

Aquí encontrarás las nociones básicas sobre cada uno de ellos y los ingredientes principales. Si quieres información más concreta y precisa de alguno, solo tienes que pinchar sobre el curso que te interese y accederás a un completo manual.

Tipos de jabon casero

Atendiendo a su formato, hay dos clases de jabón principalmente: el jabón líquido y el jabón sólido. Dentro del jabón líquido encontramos el gel de ducha, el jabón de manos y el detergente para la lavadora. Mientras, al grupo del jabón sólido pertenecen las pastillas de jabón, también conocido como jabón de tocador y el jabón de tajo, que es el que se ha utilizado tradicionalmente para lavar la ropa.

El jabón de tocador es el jabón más habitual en el sector. Puede estar elaborado de dos maneras diferentes y cada una de las técnicas requiere sus materiales específicos. Se trata de pastillas de jabón de aceite o de jabón de glicerina. A continuación profundizaremos más en cada una de estas dos técnicas.

¡Veamos las características principales de cada jabon casero, sus ingredientes básicos y el método de elaboración!

Como hacer jabon casero natural

¿Te interesa aprender como hacer jabon casero natural? Aquí encontrarás una guía con todo lo que necesitas saber. Las nociones básicas, consejos prácticos y diferentes técnicas para hacerlos en casa.

¿Sabías que…?

Los orígenes del jabón se remontan a la antigua Grecia. Lo elaboraban al hervir grasa animal, cenizas y agua. El jabón resultante lo usaban tanto para su higiene personal como para lavar la ropa.

Hoy en día el jabón natural se elabora con aceites vegetales y mantecasagua y sosa cáustica. Son los tres ingredientes fundamentales que no pueden faltar en ninguna receta. La mezcla de sosa y agua, conocida como lejía, ayudará a que las grasas (aceites y mantecas) se conviertan en jabón gracias al proceso de saponificación.

Esta receta tradicional puede adaptarse a las necesidades de cada uno. ¿Cómo? Eligiendo los aceites que mejor vayan a las necesidades de tu piel. Y es que son los encargados de dotar de propiedades cosméticas al jabón. Combinando estos aceites con la proporción de agua y sosa correcta, conseguirás hacer tu propio jabon casero.

Calculos para hacer jabon casero

Hay que tener en cuenta que cada aceite que elijas para fabricar tu jabón necesita una cantidad de sosa cáustica determinada. De esta forma la saponificación será satisfactoria y las grasas vegetales se transformarán en jabón. Cuando esto ocurra la sosa habrá desaparecido por completo y tendremos un jabón con el pH adecuado para la piel y repleto de beneficios.

La cantidad de sosa que hay que utilizar viene determinada por el índice de saponificación de cada aceite.

Estos índices de saponificación pueden variar ligeramente dependiendo del fabricante sin que esto afecte los cálculos finales. Son variaciones mínimas que no modificarán el resultado final.

Para calcular la sosa necesaria hay que multiplicar la cantidad de aceite que se va a usar por su índice de saponificación.

Si vas a combinar varios aceites, hay que hacer este cálculo con cada uno de ellos y sumar el resultado final.

Sabemos la cantidad de aceites y la de sosa, ahora toca calcular cuánta agua necesitamos. Normalmente, los jabones llevan entre un 30 y un 40% de agua. Si queremos que la proporción sea del 30% hay que dividir los gramos de sosa que necesitamos entre la concentración de agua y restarle de nuevo la sosa empleada.

Es habitual que el jabon casero tenga sobreengrasado, es decir, mayor cantidad de aceites para enriquecerlo con propiedades beneficiosas para la piel.  Lo normal es añadir entre un 5 y un 10% más de aceites, aunque se pueden hacer jabones artesanales sin sobre engrasado. Si te vas a decantar por añadir aceites como rosa mosqueta, jojoba o argán a la traza se debe modificar la cantidad de sosa, que debe ser menor.

¿Qué aceites se pueden añadir al sobre engrasado? Aquellos que son más sensibles y que están cargados de propiedades. Como se añaden al final de la elaboración mantienen intactos sus beneficios. En la siguiente tabla aparecen especificadas las principales propiedades de estos aceites. ¡Elige el que mejor va a tu tipo de piel!

¡Con todos los ingredientes calculados y pesados, comenzamos la elaboración! A continuación te dejamos con una receta básica con el aceite de oliva como protagonista. ¡Es sencilla de hacer!

Si te gustó y fue de utilidad esta idea comparte este artículo en tus redes sociales y así nos ayudas a generar más contenido de valor como este.
¡Desde ya, muchas gracias por el apoyo!